Seguro que ya habréis leído el post que tengo en el blog sobre “Cual es el color que mejor le queda a tu piel“, hoy vamos a ver un poco más profundizando en el tema para ver con qué estación del año se te relaciona y cuales colores te quedan mejor.

PRIMAVERA:

La primavera es la estación de las pieles blancas, en ésta época los tonos dorados que tiene el propio cabello se realzan por sí solos, por lo que los tonos rojizos, dorados o rubios, castaños y cálidos son los que mejor quedan.

Las pieles blancas que tiran a melocotón son bastante propensas a tener pecas y también el problema de que se sonroja con mucha facilidad, para no reforzar ésto, evitaremos los tonos oscuros como castaños oscuros o moreno y también los tonos ceniza. Se corresponde con personas que principalmente tienen los ojos claros, azules o verdes.

VERANO:

En ésta época del año todas las pieles tienden a coger un tono rosado, es la estación del año además, de las que tienen un ligero tono morado o azulado en la piel, la época perfecta de los rubios y castaños, en caso de querer teñirte, hazlo con tonos ceniza o con rubio platino, incluso unas mechas plateadas, por el contrario, los tonos cobrizos, caobas o rubios dorados pueden hacerte parecer mayor. Como en el caso anterior, se corresponde con personas de ojos azules, verdes o grisáceos.

OTOÑO:

El otoño es la estación de las pieles medias, tirando a claras, como bronceadas o con tonos dorados, incluso a veces, con pecas, unos ojos verdes, azules o turquesas con éste tipo de piel y un cabello oscuro o rojizo pertenece a las estación de otoño.

Para potenciar el color, se recomiendan los caobas, cobrizos,  los tonos cálidos, incluso rojos o castaños dorados, por el contrario, el ceniza es el tono “prohibido” junto con las mechas rubias.

INVIERNO:

La última estación del año pertenece a las pieles muy claras, incluso con tono verdoso, azulado o con los vasos sanguíneos del rostro muy marcados, bastante común en asiáticos, africanos o europeos con los ojos muy ditinguidos, marrones oscuros, grises, o verdes y azules intensos. En éstos casos el cabello suele ser bastante oscuro, castaño o negro, incluso negro azulado, y esos son precisamente los tonos que se recomiendan, junto con los berenjena o caobas intentando evitar los rubios dorados.

Por último os cuento un truco para reconocer que tipo de piel tenéis, y es tan sencillo como peinar todo el pelo hacia atrás y sujetarlo con una cinta o toalla blanca a modo de diadema, ahora hay que mirar en el espejo si la piel se ve con tono amarillo (es cálida) o con tonos azulados (es fría).

Que tipo de piel tenéis vosotros?? A qué época del año pertenecéis??

 

Anuncios