La verdad es que llevo bastante tiempo sin cortarme el pelo, me lo quiero rizar y cuanto más largo esté, mejor, pero las puntas están empezando a notarlo y por eso he querido darle un extra de hidratación y lo he hecho con la Crema S.O.S Repair de Capillus.

La marca sabéis que me gusta, tanto por sus grandes envases, su calidad y la efectividad de los productos que he usado, pero precisamente éste no había llegado a mis manos hasta ahora y he visto la mejor ocasión para probarlo.

La Crema S.O.S Repair está indicada especialmente para cabellos muy estropeados y muy secos, está enriquecida con Queratina y manteca de karité, además de otros ácidos grasos insaturados que son absorbidos por el cabello reseco, así, recuperan humedad y se van regenerando.

Su forma de aplicar es como la de los acondicionadores, después de lavar y con el cabello aún húmedo, se pone la cantidad suficiente a lo largo del cabello y se masajea suave con las manos, pero también se puede usar a modo de mascarilla, dejando un tiempo de exposición de unos 15 minutos envuelto con papel de aluminio o un gorro de peluquería y aplicando calor con un secador. Es un producto preparado para utilizarlo a diario si fuera necesario.

Yo lo he usado de la primera forma y como mi pelo tiene tendencia a graso y todos los productos en crema suelen producirme más grasa, tan solo lo he puesto en las puntas que era lo que realmente necesitaba una reparación.

Tiene textura cremosa suave, de color blanco y su olor es muy agradable, un tanto dulce, el envase es de plástico fuerte negro de 300 ml. con tapón de apretar para poder abrir fácilmente, es recomendable dejarlo cerrado para que el producto no pierda eficacia.

La crema me ha gustado, he empezado a notar los efectos a la segunda aplicación, en la que he visto las puntas bastante más suaves, más fáciles de peinar, se enredan menos y tienen bastante mejor apariencia, creo que por ahora, se libran del corte!

 

 

Anuncios