Recordemos que hace muchos años yo llevaba el cabello rojo, ya lo conté, y que hace cuestión de un par de años hice el intento de volver a tener aquel rojo / granate que tanto me gustaba, creo recordar que partía de mi color natural que es moreno y ante todo no quería decolorar. Comencé por el tinte “Color total de Azalea” uno de mis favoritos del cual el resultado  me encantó pero no he vuelto a encontrar en tienda física para poder volver a comprarlo, seguí con mi tinte Revirel de siempre con el que obtuve poco resultado, el de marca blanca de Mercadona (por probar) o incluso con Henna, sin conseguir el resultado que quería, después vino mi hija y me quedé sin tiempo y sin ganas de seguir con mi cambio, hasta ahora, que lo he retomado con fuerza y con suerte!

¿Como pasar de moreno a rojo en una sola aplicación y sin decolorar???

La respuesta es KOLESTON PERFECT DE WELLA, concrétamente el color que yo he utilizado ha sido el 77/44 (vibrant flame red o rubio mediano rojo intenso) y lo he elegido porque en sus características prometían lo que yo buscaba, un color intenso (sin decoloración y aunque fuera en tonos oscuros), total cobertura de canas, un 25% de agentes acondicionadores y brillo. Además el color me iba a encantar (en el caso de que me quedara el color que marcaba…). El envase tiene 60ml.

El modo de aplicación es como cualquier tinte normal, con el cabello sin lavar, se mezcla 1+1 (osea 1 parte de tinte + 1 parte de oxidante), como quería que me aclarara el máximo posible, osea, entre 3 y 4 tonos, usé oxidante de 40ºV (las siguientes aplicaciones lo haré de otra manera) y lo mantuve 30 minutos (aunque podría haberlo dejado hasta 40 minutos) con un gorro de plástico para que aportara un poco de calor. Después se emulsiona con un poco de agua y se aclara bien, hasta que no haya tinte en el pelo, se lava con champú y se vuelve a aclarar. Apliqué una mascarilla y volví a aclarar.

El resultado podéis verlo a continuación, el color que buscaba, a la primera y sin decolorar, no esperaba menos de Wella y estoy encantada con el tono de éste tinte, un rojo granate que me encanta, pero tengo que ponerle una pega, y es que no se me ha quedado nada suave, por una parte, para mi raíz es bueno porque tengo el cabello graso y los tintes permanentes que tienen amoniaco, al resecar hacen que me salga menos grasa, el problema es que también me ha resecado el resto del cabello.

Si le añadimos que los productos para moldear los rizos también resecan el cabello, necesito muchísima hidratación.

 

ACTUALIZADO 3 MESES DESPUÉS.

  • Hace ya tiempo que no tengo nada de ese color que quedó al aplicarlo. Con los lavados se ha ido perdiendo poco a poco y un par de meses después, nada tenía que ver.
  • No pude reponer la hidratación, a pesar de utilizar en cada lavado mi nata capilar y aceite de argán, tuve que dar un buen corte para sanear las puntas.
  • Por éstos motivos, aunque el resultado en su día me gustó mucho, no volveré a usar éste tinte.
Anuncios