Como ya os conté por las redes sociales, ya era hora de que fuera terminando todos los productos que tenía empezados o antiguos para el cabello rizado, era hora de probar cosas nuevas, de empezar otros productos, así que miré en varios sitios, miré en mi catálogo de Oriflame y no vi nada que me gustara, miré en Día y tampoco vi nada que me interesara, miré en Mercadona y el Mousse fijador para cabellos rizados me gustó, además también me gustó el precio, sólo 2.70€ (en la línea de los productos de Mercadona), y decidí probarlo.

El Mousse fijador Stylius para cabellos rizados viene en envase de plástico transparente, 200 ml. de producto también transparente que dentro del bote es líquido pero al salir al exterior, sale en forma de gel espumoso blanquecino. Tiene un olor dulce y al tacto es bastante pegajoso pero menos que otros productos fijadores que he probado.

Contiene pro-vitamina B5 (que fortalece y aporta brillo) y Filtro UV (protector solar, pero no pone cuanto).

Su forma de uso es muy sencilla, se aplica un poco de producto sobre la mano y se va poniendo en el cabello a modo de espuma, se recomienda hacerlo en húmedo, aunque también se puede hacer en seco para retocar mechones rebeldes a modo de gomina.

Y es que realmente éste producto me parece una mezcla entre los dos, una mezcla entre gomina y espuma, dijéramos que una gomina líquida o una espuma ligera, dejando incluso ese acabado un tanto efecto mojado.

Si me lo pongo después de la ducha, me dura hasta que me vuelvo a lavar el pelo, retocando quizás algunos mechones por la mañana. Si aplico una pequeña cantidad por la mañana humedeciendo primero el cabello con agua, el resultado no queda especialmente suelto, los rizos quedan definidos.

Es cómodo de aplicar, me mojo un poco el cabello con las manos, me pongo la cantidad de producto aproximada a el tamaño de un albarillo y voy repartiendo poco a poco por todas partes. Lo que más me gusta (además de su precio), es la forma que da a los rizos, los deja fijados y que me dura todo el día. Otra cosa que también me gusta es el formato, por su bomba dosificadora hace que sólo salga el producto que quieres y no más, por lo que lo aprovechas mejor, además, no cae producto al suelo como pasa con los de spray, que como son tan pegajosos, en algunas ocasiones he llegado a escurrirme. Por el contrario, lo que menos me gusta es que tienes que tener muchísimo cuidado de aplicar la cantidad justa, (cosa que es muy difícil), si aplicas más cantidad de la justa se queda tieso y muy acartonado. Es un producto que deja bastantes residuos en el cabello por lo que me dura limpio un día menos.

En conjunto no me disgusta del todo, teniendo como os digo muchísimo cuidado de aplicar lo mínimo pero no creo que vuelva a usarlo porque hay productos mucho mejores.

Anuncios