Después de haber tratado con el champú en seco, y conocer el No Po (o el lavar el cabello sin champú), la novedad en éste tipo de cambios es el cortar el cabello en seco, también llamado “Dry Cut”, tendencia a la que ya algunos profesionales y muchos particulares se apuntan.

El cortar el cabello sin lavarlo o sin mojarlo, según nos cuentan, tiene muchas ventajas sobre todo para las melenas rizadas,, se dice que de ésta manera el corte queda mucho más preciso ya que en seco, ya tiene la caída natural que va a tener día a día, y es lógico porque el pelo nunca lo llevamos tan peinado, tan lacio, tan aplanado como cuando estamos haciendo el corte, de hecho, una vez que se seca, no es raro que  salgan algunas puntitas del corte que no deberían estar ahí, es más, en la peluquería nunca te dejan como tú te peinas en casa, de modo que si se hace tal y como lo vamos a llevar, osea, en seco y con tu peinado habitual, el corte quedará preparado para tal.

Imagen libre Pixabay

También se dice que si trabajamos los cabellos grasos o finos en seco, no provocaremos que las células sebaceas se estimulen tanto y produzcan tanta grasa o suciedad, por lo tanto, obtenemos más brillo y más soltura.

Otro punto a su favor es poder controlar el largo exacto que se corta, ya que siempre cuando el cabello se seca, adquiere volumen y cuerpo y por lo tanto, sube y se acorta la largura, si ya lo cortamos en seco, ésto no sucederá y podremos tener totalmente controlada la largura que queremos cortar, punto que preocupa a muchas clientas y que les asusta a la hora de realizarse un corte.

Por último, podremos sanear mucho mejor, ya que las puntas estropeadas se ven mucho mas claras en seco que  en mojado, así, sabremos con precisión por donde tenemos que cortar para sanear completamente la melena!

Pero el Dry Cut tiene una técnica especial que permite que quede bien, hay que lavarse el cabello unas horas antes de realizar el corte y dejar que se seque por si solo, la tijera debe colocarse en posición paralela al cabello y no perpendicular, hay que hacerlo por mechones y sin usar navaja, sino tijera o maquinilla. Incluso se puede realizar (también en seco) un tratamiento de cauterización con una tijera especial que consiste en sellar la punta abierta o estropeada usando calor, con lo que quedaría un corte sellado perfecto.

Como puntos en contra podemos decir que la tijera se maneja y trabaja mejor en mojado, y como hay para todos los gustos, hay quienes prefieren incluso unir las 2 técnicas, cortar en mojado y terminar el trabajo una vez seco.

Tu cual prefieres??

 

Anuncios