El brushing (o la técnica del secador) se reinventa, con una nueva manera de crear ondas suaves, con ayuda tan sólo de cepillo, secador y un poco de práctica…

La clave de crear éstas ondas es el trabajar el cepillo en vertical, en vez de en horizontal como habitualmente se hace, vamos a ver el paso a paso:

  1. Después de lavar el cabello como de costumbre, elimina la mayor cantidad de humedad posible hasta que quede poco para estar seco.
  2. Realiza unas particiones para facilitar el trabajo que te permitan ir cogiendo secciones de cabello de manera cómoda y rápida.
  3. Empieza por la parte baja de la cabeza y trabaja bien la raíz para que aporte cuerpo y volumen al peinado. Utiliza una boquilla para secador que sea un tanto ancha para que el calor llegue a toda la sección.
  4. Una vez que se trabaja la raíz, se gira la muñeca para dar un giro al mechón (sin soltar el cabello), y se va presionando lo justo para conseguir que se vayan fijando las ondas.
  5. Ve calculando la largura de las ondas y la distancia entre ellas para obtener el resultado que más te guste.
  6. Por último, cepilla con un cepillo plano o con ayuda de tus dedos para colocar las ondas de manera natural y dar tu punto personal al peinado.

Os dejo un vídeo donde los chicos de Termix nos enseñan el proceso en práctica, además, nos aconsejan qué herramientas utilizar para facilitar el trabajo.

Como podéis ver en el vídeo, un truco clave para el obtener unos buenos resultados es ir alternando aire caliente y frío, ya que con el aire caliente se moldean las ondas y con el frío, se fijan.

Sólo falta repetirlo varias veces para ir cogiendo la práctica necesaria y seguro que con un poquito de ganas, conseguís un trabajo perfecto!

Te animas??

Anuncios